Consejos para elegir una bicicleta fija antes de comprarla

Las características de las bicicletas fijas vistas a continuación es recomendable comprobarlas por ejemplo en bicicletas fijas de un gimnasio o de tienda física.

  • Asiento fácilmente ajustable, este debe estar a la altura de la cadera para pedalear cómodamente.
  • En un modelo reclinado, la espalda debe sentirse totalmente apoyada.
  • Los pedales deben ser amplios y contar con correo para mantener los pies en su sitio.
  • Las ruedas y cadenas deben estar cubiertas para prevenir pellizcos y minimizar la cantidad de polvo que puede depositarse en el mecanismo y obstruirlo, a la vez que amortigua el sonido de la máquina.
  • Debe incorporar un monitor legible, fácil de alcanzar, para ajustar la resistencia y visualizar la distancia, velocidad, tiempo, calorías quemadas y nivel de resistencia
  • Suficiente espacio entre el asiento y el manillar para un fácil acceso.
  • La rueda delantera si es más pesada aportará mayor estabilidad al mecanismo.
  • Un monitor de ritmo cardíaco que permitirá a los usuarios medir si están en un correcto nivel de esfuerzo. Las máquinas más costosas contienen correas inalámbricas para el pecho, mucho más precisas que el monitor de empuñadura.
Consejos para elegir una bicicleta fija antes de comprarla

¿Qué es una bicicleta fija?

Una bicicleta fija es familiarmente conocida como una máquina cardiovascular fácil de utilizar. Este tipo de bicicletas proporcionan un entrenamiento aeróbico sin impacto que puede fortalecer y tonificar los músculos de las piernas y de las nalgas.

La popularidad y durabilidad de los ejercicios en este tipo de máquinas ha incrementado en estos últimos años, impulsado en parte por las clases de spinning, que son clases de ciclismo grupales ofrecidas por muchos gimnasios. Además el público de tercera edad busca un tipo de ejercicio de bajo impacto.

Actualmente en el mercado se han visto nuevos modelos bastante sofisticados, van más allá de tener un cuenta kilómetros e indicar la velocidad de pedaleo, ahora cuentan con múltiples programas que gestionan y cambian el ritmo de ejercicio, cuentan las calorías quemadas a la vez que miden la frecuencia cardiaca. Algunos tipos de bicicletas estáticas pueden conectarse a Internet, lo que permite a los usuarios mantener un registro online de las sesiones de ejercicio practicadas para trazar el progreso.

Podemos diferenciar dos tipos diferentes de bicicletas fijas verticales y reclinadas, siendo estas primeras las más parecidas a la bicicleta normal de carretera con una orientación vertical y el manillar de frente. Por otra parte la bicicleta reclinada, el ciclista está sentado contra un respaldo con las piernas en el frente.

Los expertos difieren en los beneficios comparativos de posición vertical frente a los modelos de reclinadas, y la mayoría están de acuerdo en que la selección es una cuestión de preferencia personal.

¿Qué es una bicicleta fija?